lunes, 2 de marzo de 2009

8 de marzo - Día Internacional de la Mujer

La idea de un día internacional de la mujer surgió al final del siglo XIX. En el mundo industrializado fue un período de expansión y turbulencia, crecimiento fulgurante de la población e ideologías radicales.
Entre los acontecimientos más destacados de la historia se destacan varias fechas que finalmente fueron conduciendo a la elección del 8 de marzo como el Día Internacional de la Mujer.

1909: De conformidad con una declaración del Partido Socialista de los Estados Unidos de América, el día 28 de febrero se celebró en todos los Estados Unidos el primer Día Nacional de la Mujer, que se siguió celebrando hasta 1913 en el último domingo del mes de febrero.

1910: La Internacional Socialista reunida en Copenhague, proclamó el Día de la Mujer de carácter internacional como homenaje al movimiento en favor de los derechos de la mujer y para ayudar a conseguir el sufragio femenino universal. La propuesta fue aprobada unánimemente por la conferencia de más de 100 mujeres procedentes de 17 países, entre las que estaban las tres primeras mujeres elegidas para el parlamento finlandés. Sin embargo, en ese momento no se fijó una fecha fija para la celebración.

1911: Como consecuencia de la decisión adoptada en Copenhague el año anterior, el Día Internacional de la Mujer se celebró el 19 de marzo por primera vez en Alemania, Austria, Dinamarca y Suiza, con miítines a los que asistieron más de 1 millón de mujeres y hombres. Además del derecho de voto y de ocupar cargos públicos, exigieron el derecho al trabajo, a la formación profesional y a la no discriminación laboral.
El 25 de marzo de ese año más de 140 jóvenes trabajadoras, (la mayoría inmigrantes italianas y judías), murieron en el trágico incendio de la fábrica Triangle en la ciudad de Nueva York. Este suceso tuvo grandes repercusiones en la legislación laboral de los Estados Unidos, y en las celebraciones posteriores del Día Internacional de la Mujer se hizo referencia a las condiciones laborales que condujeron al desastre.

1913-1914: En el marco de los movimientos en pro de la paz que surgieron en vísperas de la primera guerra mundial, las mujeres rusas celebraron su primer Día Internacional de la Mujer el último domingo de febrero de 1913. En el resto de Europa, las mujeres celebraron mítines en torno al 8 de marzo del año siguiente para protestar por la guerra o para solidarizarse con las demás mujeres.

1917: Como reacción ante los 2 millones de soldados rusos muertos en la guerra, las mujeres rusas escogieron de nuevo el último domingo de febrero para declararse en huelga en demanda de “pan y paz”. Los dirigentes políticos criticaron la oportunidad de la huelga, pero las mujeres la hicieron de todos modos.

El resto es historia: cuatro días después el Zar se vio obligado a abdicar y el gobierno provisional concedió a las mujeres el derecho de voto. Ese histórico domingo fue el 23 de febrero, según el calendario juliano utilizado entonces en Rusia, o el 8 de marzo, según el calendario gregoriano utilizado en otros países.

Desde esos primeros años, el Día Internacional de la Mujer ha adquirido una nueva dimensión mundial para las mujeres de los países desarrollados y en desarrollo. El creciente movimiento internacional de la mujer, reforzado por las Naciones Unidas mediante cuatro conferencias mundiales sobre la mujer, ha contribuido a que la conmemoración sea un punto de convergencia de las actividades coordinadas en favor de los derechos de la mujer y su participación en la vida política y económica.

El Día Internacional de la Mujer es cada vez más una ocasión para reflexionar sobre los avances conseguidos, exigir cambios y celebrar los actos de valor y decisión de mujeres comunes que han desempeñado una función extraordinaria en la historia de los derechos de la mujer.
Fuente: ONU
SI DIOS FUERA UNA MUJER

Yo he visto por las mañanas
en medio de mi albedrío
como las aguas de un río
inundaban la sabana.
He visto en horas tempranas
el sol al amanecer
y he visto con gran placer
como se asoma la luna
pero belleza...ninguna
como la de la mujer.
Yo he visto el agua de un río
desbordarse en la llanura
y llegar hasta la altura
del techo de mi bohío.
Yo he visto el lado sombrío
del campo al oscurecer
yo he sentido el padecer
de un fuego devorador
cuando me quemó el ardor
del beso de una mujer.

Yo he visto en una palmera
como el sinsonte se inspira
y a una preciosa guajira
al pie de una talanquera.
He visto una enredadera
sobre la cerca crecer
he visto el agua caer
de lo alto a la cascada
pero nunca he visto nada
más bello que una mujer.
Yo que por el mundo he andado
y que de todo he tenido
mucho también he sufrido
al saberme despreciado.
Mucho amé... y fui amado
sé lo grande de un querer
yo sé ganar y perder
sé de lo alegre y lo triste
y sé del dulzor que existe
en un beso de mujer.

Yo he visto caer un rayo
en el copo de una palma
y entusiasmarse mi alma
con el cantido de un gallo.
He visto en el mes de Mayo
las flores reverdecer
he visto un árbol crecer
con el pasar de los días
y troncharse mi alegría
con llanto de una mujer.

La vida...Oh que fantasía
que de las penas se adueña
y es como echarle mas leña
al horno de la agonía.
Pero yo...en realidad diría
¿qué más grato puede ser?
que saborear el placer
cuando de un amor sincero
escuchamos el "TE QUIERO"
DE LABIOS DE UNA MUJER.
Mario Benedetti.
Poeta uruguayo

5 comentarios:

Themis dijo...

Hola! que buen post!
Gracias por preocuparte, por suerte no había problema de cadera, igual me harán placas por las dudas, es problema de inflamación de ligamentos, se pasará solo si sigo tratándolo como hasta ahora.
Cariños

Sue Paula dijo...

Olá Susana!
Belíssimo post. Parabéns!!
Abracinhos no coração
Sue

Andrea dijo...

Hola! Gracias por pasar por mi blog. El sabado es la reunión, yo le he escrito a Vivi pero aún no me he respondido de como hacer para participar virtualmente. He guardado tu email y te mandaré un mensaje para que guardes el mio.
Un beso

innovart en crochet dijo...

hermoso poema y que tengas un lindo día, felicidades...

Estela dijo...

Hermoso!
Como siempre Susana, con el post justo!
Un abrazo!