lunes, 9 de noviembre de 2009

CUIDEMOS EL PLANETA



Encontré un artículo en el blog de Faby que más que interesante me parece que es importante de difundir.

Estamos en una época en que la tecnología ha hecho avances a pasos agigantados, permitiéndonos escuchar radio mientras hacemos deporte, comunicarnos en tiempo real con quien queremos, sacar fotografías que vemos en el mismo instante que las tomamos, darles a nuestros niños trenes que se desplazan solos o muñecos que cantan, hablan o lloran... en fin.... hasta lavarnos los dientes sin tener que esforzarnos por mover el cepillo de arriba a abajo ya que una pila hace el trabajo por nosotros.... La mayoría de los jóvenes de hoy no han tenido nunca un reloj al que dar cuerda "religiosamente" una vez al día para que no detenga su andar....
Todo eso funciona "solo"................... hasta que la batería que le proporciona la energía se acaba... y después...?
Qué hacer para que esas "fuentes de energía" de corta duración no se transformen en un asesino silencioso de nuestros recursos naturales...?
Poco a poco hemos ido tomando conciencia del perjuicio que acarrean, del gran poder contaminador que tienen y del peligro que suponen para la salud nuestra y del planeta, pero todavía no se instrumentan desde los gobiernos formas eficaces para evitar estos y otros peligros que supone el desarrollo humano para el planeta.
Faby nos cuenta que recibió un artículo interesante que sugiere una manera de desechar las pilas y baterias para que el ácido que contienen no entren en contacto con la tierra. Algo muy sencillo, que está al alcance de todos hacer.
Se trata de sellar los dos polos con cinta adhesiva y colocarlas en un recipiente que pueda ser luego cerrado con tapa. Puede ser una botella de refrescos o un frasco de vidrio, aunque este último tiene un riesgo adicional y es que puede romperse con facilidad. A diario se consumen litros y litros de agua y refrescos en botellas PET, por lo que disponer de una para ello no es nada difícil.
Así de fácil: sellamos los polos de las pilas o baterías con cinta y las vamos depositando en una botella vacía. Cuando ya la botella esté llena de estos elementos, la cerramos y ahí sí la podemos desechar. (Esta foto la tomé prestada del blog de Faby)
De esa manera el ácido que contienen las pilas estarán protegidos de la humedad que es lo que hace que el producto tóxico comience a salir.
Es una pequeña pero gran acción para proteger la tierra y sus recursos para que puedan vivir nuestros hijos y los hijos de nuestros hijos sobre el planeta.

5 comentarios:

ELENA dijo...

Hola Susana , gracias por la visita y por las palabras cariñosas
Muy lindo tu blog ! Juanito es un hermoso y simpático bebe!tiene una sonrisa cautivante!!
Tambien me preocupo con el futuro del planeta,reciclando .Un abrazo!

Marcela dijo...

Hola Susana! muchas gracias por pasar y dejarme tus palabras tan afectuosas! yo estoy un poco ausente porque mi madre tuvo un accidente y se fracturó las dos muñecas, por suerte no fue mas que eso y se está recuperando muy bien, pero tenemos que estar con ella casi todo el día así que aquí estoy, repartiéndome entre dos hogares y a veces tejiendo a las doce de la noche!
Muchas gracias por el dato del hilo, lo voy a tener muy en cuenta! Un abrazo grande
Marcela

Judy dijo...

Prezada Susana:

Adorei esta dica.
Seu blog tem muita informação e lindos trabalhos.
Virei mais vezes deixo um forte abraço,

Judy

Magia da Inês dijo...

Olá amiga!
Passei para rever seu cantinho e matar a saudade...
Belo trabalho!!! Amei!...
Você é muito talentosa!
Espero você em:
magiadaines.blogspot.com
Um ótimo fim de semana!
Beijinhos carinhosos.
Itabira - Brasil

Rebecca Rosenbaum dijo...

hola Susana, no me gustan los aparatos que llevan estas pilas, o baterías. Estás sometido a comprar siempre las mismas cuando es más fácil comprarse los aparatos con cable (claro, en la medida que se pueda).
Desde Berlin un caluroso saludo. Rebecca